custom-header
Detrás de la sombra: ¿Por qué escribo este blog?

Cuesta mucho reconocer las propias miserias, vivir con miedo, sentirte extraña en tu mundo habitual. Cuando eso ocurre te sientes solo/a y empieza un camino sin retorno, el duro camino

Aurel y las luces de los semáforos

Aurel es un chico rumano. Cada día inicia su jornada en el semáforo de una calle cualquiera, junto al río. Cada vez que la luz roja detiene los coches, él

Miedo a estar sola II: “No puedo vivir sin ti, No hay manera”

Miro el sofá de enfrente, vacío, con la manta doblada en un costado, los cojines colocados uno a cada lado. YA NO ESTÁ. Tantas veces odiando ese espacio ocupado, con los cojines

EL CAMINO DE LAURA

Laura permanece sentada en el camino esperando que pase alguien. Siempre hay una encrucijada que la detiene. Busca una sombra y espera a que alguien le diga que ahora, que

MIEDO A ESTAR SOLA

Hoy cuando me he despertado sentía mi cuerpo aletargado y una tranquilidad y relajación sospechosas. De repente mi mente se ha dado cuenta de todo y han saltado los disparadores.

LOS DÍAS COMO HOY

Hay días, como hoy, en los que me encantaría que alguien se hiciera cargo de mi vida, alguien que me dijera como en las películas: “todo va a estar bien”,

EL TALENTO PARA LA FELICIDAD

  Hace algún tiempo leí una frase de José María Doria* que me quedó muy grabada: “la felicidad que somos, soporta a la infelicidad que tenemos”. Desde entonces dejé de

EL ALTO PRECIO DE SER UNO/A MISMO/A

Una vez me perdí y decidí buscar el camino para volver a casa, pero me di cuenta que el camino se había diluido entre árboles,preguntas sin resolver, miedos, identidades borrosas

MOSTRARSE ANTE LOS/AS DEMÁS

Cuando me siento a escribir dejo que mis manos vomiten sobre el teclado todo lo que se me pasa por la cabeza. Escribo enajenada, sin sentido, lo que quiero y

EL CAMAROTE DE LOS HERMANOS MARX: LA PROEZA DE CONECTAR

  Entro, salgo, toda una proeza sin que nadie me vea. Me muevo sigilosa, pero al final me arrastra una turba de gente, con sus cabezas pensantes, sus opiniones y,

EL CAMINO QUE SE ACABA

“Sería posible que este mundo nos diera alegría si no estuviéramos refugiados en él” (Frank Kafka) Mi casa yace deshecha entre los escombros. Entre el polvo blanco de su sangre